Click here for nice stories main menu

main menu   |   standard categories   |   authors   |   new stories   |   search   |   links   |   settings   |   author tools


Heroes Desconocidos: Remedios (standard:poetry, 1718 words)
Author: Victor D. LopezAdded: Mar 03 2015Views/Reads: 811/421Story vote: 0.00 (0 votes)
This is a translation into Spanish of part of my longest poem, Unsung Heroes from my book of poems, Of Pain and Ecstasy: Collected Poems. This particular part, Remedios, is about my maternal grandmother. The other three parts of the poem omitted here rela
 



Parte II--Remedios (Abuela Materna) 

Tu esposo murió a los 40, dejándote sola con siete hijos a mantener,
Pero no antes de que tu hijo mayor, Juan, muriera ahogado en el mar, 
Aun en su adolescencia, trabajando como pescador para ayudarte a ti y a 
tu esposo A poner comida en la mesa. 

Habías también perdido a una hija, Toñita, también en su tierna
adolescencia, a la enfermedad. Sus gentiles almas puras encontraron Su 
camino de regreso a casa demasiado pronto. 

Más tarde en la vida perderías dos hijos más a la tragedia, Paco
(Francisco), Un, hombre sumamente trabajador, honesto, y bueno cuya 
inclinación a usar lenguaje vulgar Nunca pudo desmentir una naturaleza 
apacible y un corazón generoso. Se electrocutó con una Luz portátil 
defectuosa mientras trabaja en torno a su piscina. 

Y el niño de tus ojos, Sito ( José ), el último en nacer y tu preferido,
quien Había heredado la hermosura física de su padre y también su 
conciencia social, su política de izquierdas, Su imponente presencia, 
su labia de oro, y su mala, mala suerte, terminando su vida tal vez por 
Accidente debajo del carril de un tren en movimiento. 

Ni la desesperación ni la pobreza pudieron doblar tu espíritu. Tú te
levantaste todos los Días antes de la madrugada para vender el pescado 
en un puesto en la plaza. Y cada tarde colocaste una enorme cesta de 
mimbre en la cabeza y Caminaste muchos, muchos kilómetros para vender 
más pescado en otros pueblos. 

El dinero era escaso, por lo cual a menudo recibías otros bienes a
cambio de tu pescado. También le dabas tu pescado a quien solo te lo 
podía pagar con su bendición. Caminabas De vuelta a casa, a altas horas 
de la noche, a través de la oscuridad o por Caminos iluminados por la 
luna, cargada de lo que te dieran a cambio de tu pescado. 

Verduras, huevos, y tal vez un conejo o un pollo llenaban tu cesta de
mimbre sobre tu Fuerte cabeza. Caminabas recta sobre tus piernas 
repletas de venas varicosas, impulsada Siempre hacia delante por un 
propósito noble: alimentar a tus hijos y poder darles Esperanza de que 
vendrían tiempos mejores. 

Durante la peor época de hambre mediante y después de la Guerra Civil,
la chimenea de tu Casa alquilada con vistas al Puerto de Fontan, 
expulsó humo negro todos los días. El fuego de tu lareira alimentó no 
sólo a tus hijos, sino también a muchos vecinos aun Menos afortunados 
que tú, alimentando su cuerpo y manteniendo en vida la esperanza. 

Fuiste criticada por algunos vecinos cuando lo peor había pasado,
después de la guerra. "¿Por qué trabajas tan duro, Remedios, y permites 
que tus niños pequeños trabajen Tan jóvenes? Los sacrificas a ellos y a 
ti misma sin necesidad por un orgullo imbécil Cuando Franco y la ayuda 
extranjera otorgan comidas gratis para los necesitados”. 

“Mis hijos nunca vivirán de la caridad pública mientras mi espalda lo
permita,” era tu Contestación. Resentiste a tu esposo por poner la 
política por encima de su familia, y por Arrastrarte a ti y a tus dos 
hijas mayores de tu cómoda y sana vida en tu casa, en el Numero 10 
Perry Street cerca del Grenwich Village a una Galicia sin esperanzas. 

El optó por inclinar su lanza a molinos de viento por a la eterna gloria
de otros hombres Necios. Y te dejó a ti sola para enfrentar la 
ingloriosa lucha por la sobrevivencia diaria. No obstante su corazón 
enfermo, el trabajó  con gran diligencia para promover un futuro Justo 
en su querida España, ignorando la realidad practica de tu doloroso 
presente. 

Te llenó de hijos y construyó con gran cuidado la cruz en la cual lo
crucificaron, una Palabra a la vez, dejándote a ti la dolorosa tarea de 
recoger los rasgos de su idealismo Destrozado.  Pero tú sobreviviste y 
prosperaste sin sacrificar tus propios principios Sólidos y sin 
permitir que tus hijos sufrieran más privaciones que las del trabajo 
duro. 

Nunca perdiste tu sentido del humor. Nunca tomaste a nada ni a nadie con
gran seriedad. Enfrentada con la absurdidad de la vida, siempre optaste 


Click here to read the rest of this story (110 more lines)



Authors appreciate feedback!
Please vote, and write to the authors to tell them what you liked or didn't like about the story!
Victor D. Lopez has 13 active stories on this site.
Profile for Victor D. Lopez, incl. all stories
Due to abuse, voting is disabled.

stories in "poetry"   |   all stories by "Victor D. Lopez"  






Nice Stories @ nicestories.com, support email: nice at nicestories dot com
Powered by StoryEngine v1.00 © 2000-2014 - Artware Internet Consultancy BV