Click here for nice stories main menu

main menu   |   standard categories   |   authors   |   new stories   |   search   |   links   |   settings   |   author tools


heroes Desconocidos: Parte I - Emilio (standard:poetry, 1008 words)
Author: Victor D. LopezAdded: Mar 04 2015Views/Reads: 546/335Story vote: 0.00 (0 votes)
This is a translation from the English original into Spanish of Part I of my longest poem, Unsung Heroes (Heroes Desconocidos). This portion centers around my maternal grandfather, a gentle brave man who was beloved by his neighbors and even by his politi
 



Héroes Desconocidos 

Aunque estoy parado en los hombros de gigantes, No veo mucho más lejos
que el puente de mi nariz. 

La culpa es mía. La vergüenza es mía. Pues no soy digno de ustedes, mis
queridos muertos. 

Parte I  Emilio (abuelo materno) 

Su crimen fue su inteligencia y su posesión de una conciencia social,
que le hizo anhelar Ver a su amada España permanecer libre y le impidió 
tolerar a fascistas. No portó armas, aborrecía todo tipo de violencia. 
No incitó la rebelión, Aunque se rebeló contra los enemigos de la 
libertad nacionales y extranjeros. 

Fue apasionadamente un idealista que, en un tiempo de oscuridad, se
aferraba a la Creencia en la perfectibilidad del espíritu humano. No 
pudo soportar las  mentiras que los periódicos Regionales llevaban 
diariamente y tradujo noticias de los periódicos estadounidenses y 
británicos sobre La creciente tormenta, compartiendo la verdad 
libremente con todos los que le escuchaban. 

Dio discursos y escribió discursos dados por otros en apoyo a una
moribunda república, Derrumbándose bajo el peso de su propia 
incompetencia y corrupción. Le avisaron amigos de su inminente arresto 
y le ofrecieron pasaje a Nueva York o a Buenos Aires donde muchos de 
sus amigos ya habían encontrado refugio. 

Pero no conseguirían pasaje para su esposa y sus nueve hijos, y se negó
a abandonarlos a su suerte. Vinieron por usted, como siempre, en medio 
de la noche, esos cobardes con rostros severos escondidos Detrás de 
ametralladoras. Le llevaron preso, no por la primera vez, al Castillo 
de San Antón, una Antigua fortaleza en una bahía hermosa y tranquila, y 
lo transfirieron a otros calabozos. 

Le arrancaron las uñas, una por una, y esas sus más tiernas caricias,
mientras le pidieron nombres. Lo que soportó, solo Dios lo sabe, 
mediante meses, y fue condenado a muerte como un traidor. Le abrían 
fusilado en La Plaza de María Pita. Pero la República y usted tenían 
amigos, hasta entre algunos Oficiales fascistas, y uno de ellos le 
abrió la puerta de su celda en la víspera de su ejecución. 

Había sido transferido al Castillo de San Antón a esperar su sentencia.
No obstante de haber contraído Tuberculosis entonces, sin embargo, 
según mi abuela, logró nadar de A Coruña a Sada a través de la Bahía en 
una noche sin luna, a la seguridad del hogar de otro patriota que 
arriesgó su vida y la de su propia Familia para albergarle, y realizó 
un viaje de muchos kilómetros a pie para encontrar a su esposa. 

Encontró su casa y le informo a su esposa del inesperado aplazamiento, y
le pidió que enviara alguna Ropa y zapatos para reemplazar sus trapos 
sucios. Según mi madre, su hija mayor, María, insistió en Acompañar a 
ese honrado desconocido, llevando cuanta ropa, comida y afectos 
personales Pudo rápidamente recoger para llevárselos, sin saber cuándo 
le podría volver a ver. 

De vez en cuando aceptó la hospitalidad de una noche de estancia en el
desván o ático de un Simpatizante Republicano, los cuales no eran 
difíciles de encontrar en una Galicia Ferozmente independiente bajo el 
yugo de uno de los suyos. Pero sobre todo vivió en el bosque, con 
guerrilleros activos durante años. 

Vivió con todas las comodidades de un animal perseguido con otros que no
cederían, Cuyo mayor delito consistió en estar en el lado equivocado de 
una causa perdida. Espero que le diese algo de consuelo el saber que 
estabas en el lado correcto de la historia. No se lo dio a su esposa ni 
a sus nueve hijos. 

Usted pagó muchos inimaginables sacrificios como penitencia por su
conciencia. Una vez al mes o más Después de pasado algún tiempo, visitó 
su esposa e hijos. Le introdujeron a los más pequeños como un Tío que 
vivía lejos. No sabían ellos quien era el barbudo salvaje que pagaba 
estas visitas en media noche Y se despedía antes de amanecer llevando 
puesta la ropa vieja y limpia de su padre. 


Click here to read the rest of this story (39 more lines)



Authors appreciate feedback!
Please vote, and write to the authors to tell them what you liked or didn't like about the story!
Victor D. Lopez has 13 active stories on this site.
Profile for Victor D. Lopez, incl. all stories
Due to abuse, voting is disabled.

stories in "poetry"   |   all stories by "Victor D. Lopez"  






Nice Stories @ nicestories.com, support email: nice at nicestories dot com
Powered by StoryEngine v1.00 © 2000-2014 - Artware Internet Consultancy BV